Panorámica hecha sobre la cresta de una duna del Parque Nacional de Doñana, estas dunas avanzan a una velocidad de 3 a 6 metros por año, sepultando los pinos