Pueblos asturianos: una delicia gastronómica

Los pueblos asturianos son conocidos por su encanto natural y su rica tradición gastronómica. Es en estas pequeñas localidades donde podemos encontrar los platos más auténticos y sabrosos de la región. Si eres amante de la buena comida y quieres descubrir los mejores pueblos para comer en Asturias, no puedes perderte esta guía. Además, también te recomendaremos qué ver en Oviedo y sus alrededores, para que puedas combinar turismo y gastronomía en tu visita a esta hermosa región del norte de España.

¿Cuáles son los pueblos más bonitos cerca de Oviedo?

Para comenzar, vamos a presentarte los pueblos más bonitos cerca de Oviedo, que no solo destacan por su belleza paisajística, sino también por su oferta gastronómica.

1. Las Caldas

Ubicado a tan solo 8 kilómetros de Oviedo, Las Caldas es un pequeño pueblo que se ha convertido en un oasis de tranquilidad y gastronomía. Aquí podrás disfrutar de la famosa «fabada asturiana» en su versión más auténtica, así como de otros platos tradicionales como el «cachopo» o el «pote asturiano». Además, en Las Caldas también podrás visitar el Balneario de Las Caldas, famoso por sus aguas termales y su oferta de tratamientos de salud y belleza.

2. Cudillero

Cudillero es otro de los pueblos asturianos que destaca por su belleza y su oferta gastronómica. Situado a orillas del mar Cantábrico, Cudillero es famoso por sus casas de colores y sus calles estrechas y empinadas. Aquí podrás disfrutar de deliciosos platos de pescado y marisco fresco, como el «pixín» (rape) o el «centollo» (cangrejo). Además, no puedes dejar de probar el famoso «cachopo de marisco», una variante del tradicional cachopo asturiano relleno de mariscos.

3. Grado

Grado es otro de los pueblos asturianos que debes visitar si eres amante de la buena comida. Situado en el corazón de Asturias, Grado destaca por su rica tradición gastronómica y su amplia oferta de restaurantes y sidrerías. Aquí podrás disfrutar de platos típicos como el «pote asturiano», el «cachopo» o el «queso de cabrales». Además, Grado es famoso por sus fiestas gastronómicas, donde podrás degustar los mejores productos de la región en un ambiente festivo y animado.

4. Candás

Candás es otro de los pueblos asturianos que merece una visita, tanto por su belleza como por su oferta gastronómica. Situado en la costa central asturiana, Candás es famoso por sus playas de arena fina y su paseo marítimo lleno de restaurantes y sidrerías. Aquí podrás disfrutar de platos de pescado y marisco fresco, como la «sopa de marisco» o los «calamares a la andarica». Además, no puedes dejar de probar los postres típicos de la región, como la «casadiella» o las «moscovitas».

5. Nava

Nava es un pequeño pueblo asturiano que destaca por su tradición sidrera. Aquí podrás visitar alguna de las muchas sidrerías de la zona, donde podrás degustar la famosa sidra asturiana directamente del «culín». Además, Nava también es famoso por su festival de la sidra, que se celebra cada año en el mes de julio y reúne a miles de personas en torno a esta tradicional bebida. En cuanto a su oferta gastronómica, en Nava podrás disfrutar de platos tradicionales como la «fabada» o el «cachopo».

6. Villaviciosa

Villaviciosa es otro de los pueblos asturianos que debes visitar si quieres disfrutar de la mejor gastronomía de la región. Situada en la costa central asturiana, Villaviciosa es famosa por sus manzanas y su sidra. Aquí podrás visitar alguna de las muchas siderías de la zona, donde podrás degustar la sidra asturiana y aprender sobre su elaboración. Además, no puedes dejar de probar el famoso «arroz con leche» de Villaviciosa, uno de los postres más tradicionales de la región.

7. Mieres

Mieres es otro de los pueblos asturianos que merece una visita gastronómica. Situado en el corazón de Asturias, Mieres destaca por su rica tradición culinaria y su amplia oferta de restaurantes y sidrerías. Aquí podrás disfrutar de platos típicos como el «cachopo», el «queso de cabrales» o el «chorizo a la sidra». Además, Mieres es famoso por su festival gastronómico, que se celebra cada año en el mes de septiembre y reúne a los mejores chefs y productores de la región.

8. Soto del Barco

Soto del Barco es otro de los pueblos asturianos que destacan por su oferta gastronómica. Situado en la costa central asturiana, Soto del Barco es famoso por sus mariscos y pescados frescos. Aquí podrás disfrutar de platos como la «mariscada», los «calamares a la andarica» o las «navajas a la plancha». Además, no puedes dejar de probar el famoso «miel de amor», un postre típico de la región elaborado a base de miel y avellanas.

9. Bandujo

Bandujo es otro de los pueblos asturianos que debes visitar si eres amante de la buena comida. Situado en el corazón de Asturias, Bandujo destaca por su rica tradición culinaria y su amplia oferta de restaurantes y sidrerías. Aquí podrás disfrutar de platos típicos como el «cachopo», el «queso de cabrales» o el «chorizo a la sidra». Además, Bandujo es famoso por sus fiestas gastronómicas, donde podrás degustar los mejores productos de la región en un ambiente festivo y animado.

10. Salas

Salas es otro de los pueblos asturianos que destacan por su oferta gastronómica. Situado en el centro de Asturias, Salas es famoso por su rica tradición culinaria y su amplia oferta de restaurantes y sidrerías. Aquí podrás disfrutar de platos típicos como el «cachopo», el «queso de cabrales» o el «chorizo a la sidra». Además, Salas es famoso por su mercado semanal, donde podrás encontrar los mejores productos locales.

11. Langreo

Langreo es otro de los pueblos asturianos que debes visitar si quieres disfrutar de la mejor gastronomía de la región. Situado en el corazón de Asturias, Langreo destaca por su rica tradición culinaria y su amplia oferta de restaurantes y sidrerías. Aquí podrás disfrutar de platos típicos como el «cachopo», el «queso de cabrales» o el «chorizo a la sidra». Además, Langreo es famoso por su festival gastronómico, que se celebra cada año en el mes de septiembre y reúne a los mejores chefs y productores de la región.

12. Santullano

Santullano es otro de los pueblos asturianos que debes visitar si eres amante de la buena comida. Situado en el centro de Asturias, Santullano destaca por su rica tradición culinaria y su amplia oferta de restaurantes y sidrerías. Aquí podrás disfrutar de platos típicos como el «cachopo», el «queso de cabrales» o el «chorizo a la sidra». Además, Santullano es famoso por su feria de la manzana, donde podrás degustar todo tipo de productos derivados de este fruto típico de la región.

Pueblos asturianos: una delicia gastronómica

Las delicias culinarias de Cangas de Onís


Cangas de Onís es un pintoresco pueblo asturiano que destaca por su rica tradición gastronómica. Situado en el corazón de los Picos de Europa, este lugar ofrece una amplia variedad de platos típicos que no te puedes perder.

Uno de los platos más populares de Cangas de Onís es la fabada asturiana. Esta deliciosa y contundente comida consiste en un guiso de fabes, panceta, chorizo y morcilla. El secreto de este plato reside en la calidad de los ingredientes, especialmente en las fabes, que son cultivadas y seleccionadas con sumo cuidado. La fabada se sirve en una cazuela de barro y se acompaña con sidra, otra de las especialidades asturianas. No olvides probar la casadiella, un postre típico de la zona a base de nueces y azúcar.

Además de la fabada, en Cangas de Onís podrás disfrutar de platos tan exquisitos como el cachopo, una enorme y crujiente milanesa de ternera rellena de jamón serrano y queso. Otros platos que no puedes perderte son los embutidos asturianos, como el chorizo y la morcilla, y las carnes a la parrilla, como el chuletón de ternera asturiana.

Si te gusta el pescado, no dudes en probar el besugo a la sidra o el bacalao a la tranca, dos platos tradicionales que te sorprenderán por su sabor y su frescura.

En cuanto a los postres, Cangas de Onís ofrece una gran variedad de dulces caseros, como las marañuelas, unos bollitos de hojaldre con forma de lazo, y la moscovita, un pastel a base de almendra y merengue.

Si visitas Cangas de Onís, no puedes dejar de pasear por su mercado tradicional, donde podrás encontrar productos locales como quesos, embutidos, miel y sidra. Además, muchos restaurantes y sidrerías ofrecen menús degustación que te permitirán probar una selección de los platos más representativos de la gastronomía asturiana.

En resumen, Cangas de Onís es un auténtico paraíso para los amantes de la buena comida. Sus platos tradicionales, elaborados con productos de calidad y cocinados con esmero, harán las delicias de cualquier visitante. ¡No te puedes ir de Asturias sin probar estas delicias culinarias!

La sidra asturiana: una tradición milenaria


La sidra asturiana es una de las bebidas más emblemáticas y tradicionales de la región. Su elaboración y consumo forman parte de la cultura asturiana y constituyen una experiencia única para los visitantes.

El proceso de elaboración de la sidra asturiana comienza en otoño, cuando se recolectan las manzanas típicas de la región, conocidas como «sidreras». Estas manzanas se seleccionan cuidadosamente y se prensan para extraer su jugo, que se fermenta de forma natural durante varios meses en grandes toneles de madera.

La sidra asturiana se caracteriza por su sabor fresco y afrutado, así como por su suave efervescencia. Para disfrutar de ella de manera tradicional, se sirve en un vaso ancho llamado «culín» desde una altura considerable, conocida como «escanciado». Esta técnica, que consiste en verter la sidra desde el brazo extendido, permite que la bebida entre en contacto con el oxígeno y libere todo su aroma y sabor.

Además de degustar la sidra, en Asturias podrás visitar las tradicionales sidrerías, conocidas como «chigres», donde podrás vivir toda la experiencia de la cultura sidrera. En estos locales, podrás disfrutar de un buen «culín» de sidra mientras pruebas ricos platos de la gastronomía asturiana, como quesos, embutidos, fabada o cachopo. Además, muchas sidrerías cuentan con un llagar, lugar donde se elabora la sidra, y ofrecen visitas guiadas para que puedas conocer de cerca el proceso de producción.

La sidra asturiana también tiene un papel importante en las fiestas populares de la región. Durante el verano, se celebran numerosas «espichas», fiestas donde se abren los toneles de sidra y se festeja con música, baile y comida. Estas fiestas son una oportunidad perfecta para conocer de primera mano las tradiciones asturianas y disfrutar de un ambiente festivo y acogedor.

En definitiva, la sidra asturiana es mucho más que una simple bebida. Es un símbolo de la cultura y la tradición de Asturias, que merece la pena descubrir y disfrutar en todo su esplendor. No dejes de probar este manjar durante tu visita a la región y déjate seducir por su sabor único e inconfundible.

FAQS – Preguntas Frecuentes

Pregunta 1: ¿Cuáles son algunos pueblos asturianos recomendados para disfrutar de su gastronomía?
Respuesta 1: Algunos pueblos asturianos recomendados para disfrutar de su gastronomía son Ribadesella, Cudillero, Lastres, Llanes y Tineo.

Pregunta 2: ¿Qué platos típicos se pueden degustar en los pueblos asturianos?
Respuesta 2: En los pueblos asturianos se pueden degustar platos típicos como la fabada asturiana, el cachopo, el pote asturiano, la sidra, el queso de Cabrales y los mariscos frescos.

Pregunta 3: ¿Dónde se puede probar la mejor sidra en los pueblos asturianos?
Respuesta 3: La mejor sidra se puede probar en pueblos como Nava, Villaviciosa y Gijón, conocidos por su tradición sidrera y cuentan con numerosas sidrerías donde se puede disfrutar de esta bebida asturiana.

Pregunta 4: ¿Qué actividades gastronómicas se pueden realizar en los pueblos asturianos?
Respuesta 4: En los pueblos asturianos se pueden realizar actividades gastronómicas como participar en una ruta de pinchos, asistir a una feria de quesos, visitar una bodega de sidra y aprender sobre la elaboración del famoso queso de Cabrales.

Pregunta 5: ¿Es necesario reservar con antelación para disfrutar de la gastronomía en los pueblos asturianos?
Respuesta 5: En algunos restaurantes o sidrerías puede ser recomendable reservar con antelación, especialmente en temporada alta o fines de semana. Sin embargo, en la mayoría de los pueblos asturianos se puede encontrar una amplia oferta gastronómica sin necesidad de reserva.

Deja un comentario