La impresionante Puerta del Lagarto en la Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla, conocida como la «Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Santa María de la Sede de Sevilla», es un impresionante edificio religioso ubicado en el centro de la ciudad. Conocida por su imponente arquitectura gótica, la catedral es uno de los principales atractivos turísticos de Sevilla y un importante referente cultural y religioso.

Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla es considerada la catedral gótica más grande del mundo y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Se empezó a construir en el año 1401, sobre los restos de una antigua mezquita islámica, y fue completada en el siglo XVI. Además de su impresionante tamaño, la catedral destaca por su detallada fachada con múltiples gárgolas, pináculos y arcos puntiagudos.

Qué ver en la Catedral de Sevilla

Exteriores de la Catedral


Al acercarse a la Catedral de Sevilla, el visitante quedará maravillado con su majestuosidad. La impresionante Puerta del Lagarto, ubicada en uno de los laterales de la catedral, es una de las principales atracciones exteriores. Esta puerta ornamental, también conocida como Puerta de Palos, cuenta con un hermoso relieve en la parte superior que representa a Adán y Eva en el Jardín del Edén. Es una verdadera obra de arte que no se puede dejar de admirar.

Interior de la Catedral de Sevilla


Una vez dentro de la catedral, el visitante se encontrará con un imponente espacio lleno de historia y espiritualidad. El interior de la catedral es impresionante, con altas columnas, bóvedas adornadas y una gran cantidad de capillas con magníficos retablos y obras de arte. Una de las capillas más destacadas es la Capilla Mayor, donde se encuentra el famoso retablo Mayor, considerado el más grande del mundo.

Visitar las Cubiertas, una de las cosas que hacer en la Catedral de Sevilla más recomendables


Una de las experiencias más recomendables al visitar la Catedral de Sevilla es subir a las cubiertas. Desde allí se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad y de la famosa Giralda. Las cubiertas ofrecen la oportunidad de admirar de cerca la arquitectura gótica de la catedral y apreciar los detalles artísticos de su construcción.

Giralda


La Giralda es el campanario de la catedral y uno de los símbolos más reconocibles de Sevilla. Su construcción se inició durante el período almohade en el siglo XII y se completó en el siglo XVI. La Giralda es una torre de estilo islámico, con influencias mudéjares, y tiene una altura de 104 metros. Subir a lo alto de la Giralda es una experiencia única, tanto por las vistas que ofrece como por la belleza arquitectónica que se puede apreciar desde allí.

Patio de los Naranjos


El Patio de los Naranjos es un tranquilo patio interior de la catedral, lleno de naranjos y con un ambiente relajante. Este espacio de influencia árabe era utilizado originalmente para abluciones antes de entrar a la mezquita. Hoy en día, es un lugar ideal para descansar y disfrutar de un momento de tranquilidad mientras se admira la arquitectura de la catedral.

Iglesia del Sagrario


La Iglesia del Sagrario es una parte importante del complejo de la Catedral de Sevilla. Esta iglesia anexa fue construida entre los siglos XV y XVII y cuenta con un hermoso retablo mayor barroco y una impresionante custodia procesional de plata. La Iglesia del Sagrario es un lugar de culto y devoción, donde se celebran misas y se llevan a cabo actos religiosos importantes.

En resumen, la Catedral de Sevilla es una maravilla arquitectónica y un lugar lleno de historia y espiritualidad. Desde su impresionante Puerta del Lagarto hasta su imponente Giralda, la catedral ofrece una experiencia única para los visitantes. No se puede dejar de visitar las cubiertas para disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad. Además, el Patio de los Naranjos y la Iglesia del Sagrario son espacios llenos de encanto y tranquilidad. La Catedral de Sevilla es un tesoro cultural y religioso que no se puede dejar de explorar.
La impresionante Puerta del Lagarto en la Catedral de Sevilla

Historia de la Puerta del Lagarto en la Catedral de Sevilla

La Puerta del Lagarto es uno de los elementos más emblemáticos de la Catedral de Sevilla y tiene una interesante historia que contar. Se encuentra situada en el costado norte de la catedral, justo al lado de la Puerta del Príncipe.

La historia de la Puerta del Lagarto se remonta al siglo XVI, cuando la catedral fue construida sobre los terrenos de la antigua mezquita mayor de la ciudad. Durante la construcción, se decidió conservar algunos elementos de la antigua mezquita y uno de ellos fue el patio de abluciones, donde actualmente se encuentra la Puerta del Lagarto.

La puerta debe su nombre a la escultura de un lagarto que se encuentra en uno de los pilares de la entrada. La presencia de este lagarto es motivo de muchas leyendas y mitos, algunos de los cuales cuentan que el reptil fue petrificado por un rayo como castigo divino.

La Puerta del Lagarto también ha sido testigo de importantes acontecimientos históricos. Durante la época de la Inquisición, era por esta puerta por donde entraban los hermanos penitentes encargados de realizar las confesiones y castigos a los condenados. Además, se dice que en esta puerta se celebraron importantes reuniones que contribuyeron a la toma de decisiones relevantes durante la época del Descubrimiento de América.

En la actualidad, la Puerta del Lagarto se encuentra abierta al público y es uno de los accesos principales para ingresar a la catedral. Su belleza arquitectónica, combinada con su historia y leyendas, la convierten en un lugar de obligada visita para aquellos que deseen conocer más sobre la rica tradición sevillana.

La simbología de la Puerta del Lagarto en la Catedral de Sevilla

La Puerta del Lagarto, además de su rica historia, también posee una simbología significativa que la hace aún más interesante. Cada elemento presente en la puerta tiene un significado especial y contribuye a la grandeza del lugar.

El lagarto que da nombre a la puerta es uno de los elementos más enigmáticos y misteriosos. Se cree que simboliza la protección divina y la justicia divina. Además, se le atribuyen poderes de curación y se dice que tocar su cola o su lengua puede proporcionar salud y bienestar.

La puerta en sí misma, es una obra de arte impresionante. Está decorada con hermosos relieves e inscripciones que representan escenas bíblicas y momentos históricos importantes. Estos relieves narran la historia de la catedral y de Sevilla en general, ofreciendo al público una visión detallada de la rica historia de la ciudad.

Además de su simbolismo religioso e histórico, la Puerta del Lagarto también es un símbolo de la importancia de la cultura y el arte en la sociedad sevillana. Cada elemento arquitectónico y decorativo presente en la puerta es una muestra de la habilidad y maestría de los artistas que participaron en su construcción.

En resumen, la Puerta del Lagarto en la Catedral de Sevilla no solo es un impresionante ejemplo de la arquitectura gótica, sino que también encierra una historia fascinante y una simbología significativa. Su visita es imprescindible para aquellos que deseen sumergirse en la historia y la cultura de esta maravillosa ciudad.

FAQS – Preguntas Frecuentes

1) Pregunta: ¿Cuál es el origen de la Puerta del Lagarto en la Catedral de Sevilla?
Respuesta: La Puerta del Lagarto tiene su origen en la época medieval, cuando fue construida como una de las entradas principales de la catedral.

2) Pregunta: ¿Por qué se llama Puerta del Lagarto?
Respuesta: La Puerta del Lagarto recibe su nombre debido a la presencia de un relieve en forma de lagarto en su estructura, que se ha convertido en un símbolo de la puerta y de la catedral.

3) Pregunta: ¿Qué significado tiene el lagarto presente en la Puerta del Lagarto?
Respuesta: El lagarto es un símbolo de protección y representa la lucha contra el mal, por lo que su presencia en la puerta tiene un significado relacionado con la seguridad y la protección de la catedral.

4) Pregunta: ¿Cuáles son las características arquitectónicas de la Puerta del Lagarto?
Respuesta: La Puerta del Lagarto se destaca por su estilo gótico, con arcos apuntados y detalles ornamentales en su diseño. Además, cuenta con una imponente torre a cada lado de la puerta.

5) Pregunta: ¿Se puede visitar la Puerta del Lagarto en la Catedral de Sevilla?
Respuesta: Sí, la Puerta del Lagarto forma parte del recorrido turístico de la catedral y se puede visitar para apreciar su belleza arquitectónica y conocer más sobre su historia y simbolismo.

Deja un comentario