Desde 1889, con motivo de la Exposición Universal de París, la Torre Eiffel destaca en el perfil de la capital francesa, su construcción duró